Me llamo POLI y les debo la vida.

01-10-17

 Me llamo POLI y les debo la vida.

¡¡¡GRACIAS!!!

Firmado: POLI  http://salvanos.es/ficha/2203

Aún no sé cómo pasó, no sé si el viento o que quería seguir a mi mamá, pero de pronto me encontré en el fondo de un patio, y en una casa sin gente. Lloré, lloré y llamé, y mi mamá vino, y me lamía, pero no podía sacarme de allí porque eran dos plantas y las paredes eran muy altas y yo ya peso mucho. Tres días así, y dos noches, con mucho calor y sin agua; ya casi tiro la toalla…

De pronto, una mañana escuché voces cerca. Me callé, tenía miedo. Cada vez más voces, y ruidos. Y en un tejado cercano aparecieron dos hombres vestidos de azul que me miraban desde arriba.

Luego, uno de ellos bajó y me vi atrapada en una red y llevada hasta el tejado, donde esperaba el otro señor. Tenían una escalera muy larga, y me bajaron a la calle.

 

Allí había otros hombres vestidos igual, y dos mujeres con uniforme, y varias personas más. Algunas de ellas me metieron en una caja de plástico mientras me hablaban bajito, y me trajeron a la habitación donde estoy ahora, y me dieron agua y comida. Desde entonces no tengo miedo, y disfruto de caricias y seguridad. ¡Qué alivio! Pero yo no quiero vivir encerrada en una habitación toda mi vida, así que espero que alguien quiera ofrecerme un hueco en su corazón. Prometo agradecérselo y quererlo toda mi vida.

¿Sabéis? Los bomberos y las agentes de Policía Municipal que me salvaron la vida eran una gente estupenda: todo ese esfuerzo por mí, por una pequeña vida. ¡Y pensar que la gente no se para a pensar en la suerte que tiene por tener estos servicios! Yo no sabía cómo agradecerles todo, así que sólo puedo dar testimonio de su servicio con mi nombre. Me llamo POLI…y les debo la vida. ¡Gracias!