KALA

25-06-14

 

 

KALA vivía siendo muy, muy querida por su familia, una madre con dos hijos, niños aún, que hacían lo posible por sonreír y amar la vida a pesar de que a la madre le hubieran diagnosticado cáncer y, por no poder trabajar, necesitaran mudarse a un pequeño apartamento.

 

Sin fuerzas para pasearla, apenas podían atenderla. Pidieron ayuda a SálvanOS. Ahora KALA vive en Alemania donde también es muy, muy querida. KALA ha mostrado en todo momento la serenidad de quien conoce una situación difícil y colabora para resolverla. Sus dos familias, la de aquí y la de allí, se encuentran mejor ahora y la de aquí, además, está ganando salud. Kala corre, disfruta y es feliz.