CONVENIO EUROPEO SOBRE PROTECCIÓN ANIMAL

17-10-15

En el año 1987 se firmó en Estrasburgo el Convenio sobre Protección Animal, cuyo objetivo básico es “garantizar el bienestar de los animales en general y en particular de las mascotas y animales de compañía”. Lamentablemente, tuvieron que pasar muchos años, y mucha denuncia e insistencia de diversas organizaciones de protección animal, para que nuestro país firmara el Convenio.

Como nos parece importante conocerlo, compartimos algunas cosas reguladas y que, de no cumplirse, a partir de ahora son consideradas delito en todo el territorio nacional:

- No se puede practicar a un animal cirugía “por razones estéticas” o porque le viene bien al dueño del animal (corte de rabo y orejas a ciertas razas de perros, amputaciones de garras y uñas, seccionar las cuerdas vocales a un perro porque ladra,…). En la Región de Murcia, al igual que en otras comunidades autónomas, estaba prohibida esta práctica desde hace años, pero todos hemos seguido viendo animales amputados, muestras evidentes del desamparo de los animales, porque se ignoraba la ley.

- Se prohíbe la cría de mascotas con fines comerciales, si no se está acreditado para hacerlo (se necesitan unas instalaciones adecuadas, y una preparación). Es decir, si tu mascota tiene una camada, puedes darla en adopción pero no cobrar por ello. Y nos parece bien que se controle esto, pero seguimos aspirando a que se anule el comercio de mascotas, insistimos en nuestro lema: “No compres. Adopta”.

- Al hilo de lo anterior: no se puede entregar en adopción a una persona que no supere los 16 años de edad salvo que exista compromiso explícito por parte de los padres o tutores. Esto es muy importante, a veces le regalan una mascota a un niño…y la rescatamos de la calle más pronto que tarde.

- Se prohíbe el uso de animales en espectáculos y actos publicitarios que pongan en peligro la salud y el bienestar de los animales. Aquí la frontera es delgada, y hay que estar atentos ante programas de televisión y circos, y hay que seguir pidiendo más rigor, pero se abre un camino para controlar que los animales sean tratados con el respeto que se merece toda criatura.

En estos días estamos lanzando nuestro programa educativo con la esperanza de ayudar a que, tal y como marca el mencionado Convenio, cuando una persona tenga un animal de compañía, se haga responsable de su cuidado, salud y bienestar general. Os animamos a sumaros a la idea y a difundir el contenido del Convenio, y un día, también en esto, tendremos un mundo mejor.