Leoncito

Leoncito Mi precioso "Leoncito": Te recogí de la calle triste, enfermo y como un trapito te quedaste en mi regazo. Llegaste a casa y aunque gruñías cuando me acercaba a me dejaste limpiarte. Te quedastés tan guapo... en un día ya estabas acurrucado en nuestros brazos, eras otro totalmente, feliz, cariñoso, glotón y, de repente te pusiste enfermo, por un maldito virus que no te dejaba respirar. Verte así me destrozo el alma, tuvimos que dormirte y te quedaste conmigo hasta que llegaste "al cielo". Gracias por darme tanto amor, por aparecer en mi vida. Veo injusta tu marcha pero no me quiero imaginar que te hubiera pasado esto solito en la calle y sufriendo. Nos veremos precioso porque es así, nos veremos. Te quiero pequeño mio, estas siempre en mi pensamiento y corazón.