Le informamos que este sitio web instala cookies propias y de terceros al navegar por sus páginas con el fin de facilitar su navegación y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso e instalación. Acepto más información

Las mascotas de Murcia ya no quedan abandonadas si su dueño es hospitalizado y vive solo

15-05-17

Las mascotas de Murcia ya no quedan abandonadas si su dueño es hospitalizado y vive solo

"Además de socorrer al animal, evitamos el sufrimiento del trabajador y, en especial, el del paciente"

 

¿Qué pasa con las mascotas cuando su dueño es hospitalizado de urgencia? La cooperativa murciana Ambulancias de Lorca se ha enfrentado en varias ocasiones a la difícil situación de atender a personas en sus casas o en carretera que estaban acompañados de una de ellas. Los protocolos no permiten a sus trabajadores encargarse del animal y ellos se ven obligados a dejarlo atrás para trasladar a su propietario lo antes posible a un centro sanitario. Por eso han creado el proyecto Ayuda a Mascotas en Riesgo (AMAR).

La intención de la empresa, que presta servicio a algunos ayuntamientos de Murcia, es garantizar al paciente que su mascota no se encuentra en situación de desamparo durante el tiempo que esté atendido en un hospital.

De momento, sus costes iniciales están corriendo a cargo de la empresa y no de los municipios murcianos en los que se aplica: Lorca, Águilas, Puerto Lumbreras, Totana y Aledo.

Gracias a él se recoge al animal en el lugar del accidente, con un transporte sanitario adecuado, distinto del de su dueño. Se traslada a la mascota a un centro veterinario y luego a una residencia animal, hasta que el dueño o una persona cercana pueda hacerse cargo de nuevo de él.

Equipamento específico para asistir y transportar a la mascota en un vehículo separado del de su dueñ

 

El dueño recibe cada día al menos un mensaje de texto en el que se indica la situación y paradero de su mascota. En caso de fallecimiento y de que el animal se quede sin nadie que lo atienda, pasaría a manos de una protectora.

"Además de socorrer al animal, evitamos el sufrimiento del trabajador y, en especial, el del paciente. En ocasiones, alguno se ha negado a irse en ambulancia si eso significa dejar atrás a su animal de compañía. También nos hemos enfrentado a casos similares al atender emergencias en un domicilio", cuenta a Verne uno de los impulsores de esta iniciativa, Ángel Navarro, a través del teléfono.

Tras varios meses colaborando con veterinarios, abogados expertos en derecho animal, residencias y protectoras de animales, AMAR lleva desde el mes de abril en marcha. Por fortuna, todavía no han necesitado aplicar este protocolo. "Cada vez encontramos más personas que viven solas y que solo cuentan con la compañía de un animal", explica Navarro. Por eso propusieron a sus jefes integrar este servicio dentro de la responsabilidad social de la cooperativa.

Lo primero que hicieron fue mantener una de sus ambulancias inhabilitadas -por ley, no pueden prestar servicios de urgencias si tienen más de diez años de antigüedad- y dotarla de todo lo necesario para cumplir los requisitos de transporte animal.

Aunque los costes de esta experiencia piloto corren a cargo de una empresa privada, "lo ideal sería que las administraciones públicas se hicieran eco de los beneficios sociales de esta iniciativa y que se lo exigiese a las empresas que contrata para su servicio sanitario", comenta Navarro.

¿Qué derechos tienen los animales?

El problema para que se invierta dinero público en medidas como esta es precisamente el vacío legal que existe en España en torno a los derechos de los animales.

Ha sido en febrero de 2017 cuando el Congreso de los Diputados español ha apoyado una proposición no de ley por la que insta al Gobierno a promover las reformas legales necesarias para crear una categoría especial en el Código Civil donde se defina a los animales como "seres vivos dotados de sensibilidad", informaba entonces Europa Press.

"Teniendo en cuenta que los animales son considerados por la ley como objetos o bienes, no existe ninguna regulación al respecto que obligue a los servicios estatales a preservar ciertos derechos", comenta José Luis Blázquez, miembro del Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid.

Los servicios de urgencias animales existen en el sector privado de las veterinarias. En esos casos, son los dueños los que se encargan de solicitar y pagar este servicio, lo que no pueden hacer en caso de accidente. Las empresas veterinarias analizan la viabilidad económica de una iniciativa como la de Ambulancias de Lorca, pero por lo general no compensa a ninguna empresa privada, explican a Verne desde este gremio.

HÉCTOR LLANOS MARTÍNEZ  13 MAY 2017 - 09:45 CEST

 

Autor: HÉCTOR LLANOS MARTÍNEZ

Fuente: http://verne.elpais.com/verne


Donativo libre PayPal

Donar 1 € PayPal

Bambu difunde

Logo enmarcado

SálvanOS - Tel. - Contactar

SálvanOS está inscrita en el Registro de Asociaciones de la Comunidad Autónoma de Murcia con el nº 8.779/1ª y con el Código de Identificación fiscal G-73544330.

Bambú cms