Cómo cuidar a un perro en invierno

24-01-20

Cómo cuidar a un perro en invierno

Son muchas las personas que ponen abrigos e incluso jerséis a sus perros para protegerlos del frio invernal, sobre todo cuando salen a pasear. Pero… ¿Es realmente necesario?

Depende, los perros de razas nórdicas o razas grandes generalmente no precisan de ningún tipo de protección frente al frío; sin embargo, las razas pequeñas y en concreto las “mini” sí que necesitan de ayuda para no helarse.

El estado de salud y la edad de nuestro perro también influirá en si necesita algún tipo de abrigo que le ayude a mantener el calor. Sobre todo, cuando las temperaturas bajan por debajo de los cero grados (cuando hiela).

Puedes encontrar información en detalle desde: Cuando abrigar a un perro si hace frío.

 

 

 

Los baños y la lluvia

Para cuidar a un perro en invierno de forma adecuada debemos ser conscientes de que si hace frío y nuestro perro está mojado, es muy probable que enferme, pudiendo contraer desde un resfriado a una seria enfermedad respiratoria.

Solamente debemos aplicar un poco de sentido común y secar con una toalla a nuestro perro a la vuelta del paseo, si ha llovido y está mojado. Mejor idea aun, es ponerle una capa o chubasquero que le proteja de la lluvia, de esta forma solo necesitaremos secar sus patitas.

Si tenemos pensado bañar a nuestro perro, debemos hacerlo después del paseo. Una vez bañado, hay que secarle a conciencia con toallas y luego con el secador, con cuidado de no quemarle.

 

 

Aun con todo este trajín, los perros tienen dos capas de pelo y es realmente complicado secarles por completo, por eso después de un baño no es recomendable salir a pasear, sino estar en casa calentito para que se termine de secar.

¿Tu perro vive dentro o fuera de casa?

Si nuestro perrito vive dentro de casa con nosotros, debemos colocar su cama en un lugar cálido, alejado de las corrientes de aire que puedan enfriarle. Por otro lado, poner algunas mantas o toallas viejas en su cama, le ayudará a conservar mejor el calor.

Si nuestro perro vive fuera de casa, es muy importante que tenga una buena caseta para perros que le proteja del frío, la lluvia, el viento y la humedad. Para ello la mejor opción es una caseta de madera orientada hacia el sur y protegida del aire.

Aun así, si las temperaturas caen mucho, lo recomendable siempre es dejar que el perro viva dentro del hogar. Los perros son muy familiares ya adoran estar siempre con su familia. Tenerlos aislados en un jardín o patio a ellos solos, es en realidad una forma de tortura.

Una buena alimentación rica en grasas

La alimentación es fundamental para la salud de un perro, pero principalmente en invierno. Cuidar de un perro en invierno requiere alimentarlo bien para que pueda engordar un poco y estar protegido frente al frío.

Existen alimentos prefabricados para perros (balanceado / croquetas / pienso) que contienen un poco más de grasa de lo habitual. Normalmente destinados a perros de trabajo, pero en los climas más fríos, siempre podemos usarlos con nuestro perrito.

Por otro lado, ya sabéis que siempre recomendamos alimentar a nuestro perro con productos naturales, ya que es la mejor alimentación posible. No olvides echarle un vistazo a estas recetas de comida casera BARF para perros.

Cachorros y perros ancianos

Sobra decir que los cachorros y los perros mayores son extremadamente sensibles a los cambios climáticos, por lo que para ellos debemos ser más precavidos aún, y aplicar todos los consejos expuestos.

Ni se te ocurra dejar a un cachorro o anciano vivir fuera de casa en invierno, sobre todo en zonas donde el invierno es frío y suele helar o incluso nevar. Tener un perro es tener una gran responsabilidad, cuida de él cómo de tu propia familia porque para él, tu eres su familia.